Canal HISTORIA desvela las historias personales que esconde el mayor campo de exterminio del mundo en ‘Auschwitz en 33 objetos’

0
2
  • Coincidiendo con la semana en la que se conmemora el Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto proclamado por la UNESCO, Canal HISTORIA estrena en exclusiva esta serie documental
  • La producción descubre qué hay detrás de varios objetos encontrados en uno de los lugares que se convirtieron en símbolo del Holocausto para así explicar lo que sucedió allí dentro
Canal HISTORIA estrena la serie documental Auschwitz en 33 objetos

El próximo lunes 23 de enero, a las 22:00h, Canal HISTORIA estrena en exclusiva la serie documental ‘Auschwitz en 33 objetos’, que retrata las historias personales que esconde el campo de concentración y exterminio Auschwitz-Birkenau a través de más de una treintena de objetos encontrados allí.

Dentro de los antiguos y modestos edificios del complejo, funciona uno de los talleres de restauración más modernos que existen. Gracias a la labor de los que trabajan en él, elementos como un cepillo de dientes, una vieja maleta o un mechón de cabello cobran vida y permiten conocer las historias y secretos que hay detrás de esos y otros objetos encontrados en el mayor campo de exterminio del mundo.

Episodio 1 – lunes, 23 de enero, a las 22:00h

Descubrimos las historias y secretos que esconde una muñeca, una maleta, unos relatos infantiles, la puerta de la cámara de gas, el álbum de Karl Höcker, un termo y una matrícula de las SS.

Una muñeca esconde las historias de los destinos de los niños y jóvenes presos. Nos centramos en el bloque 16A, que se distingue por un detalle: un mural de un cuento de hadas realizado por un recluso desconocido. Relatamos su historia a partir de los recuerdos de una prisionera superviviente que pasó allí su infancia.

La maleta de Elsa Ury es el único rastro en el campo de una escritora de literatura infantil. Debido a sus raíces judías, fue llevada a las instalaciones con su maleta a cuestas. La pieza está expuesta en el Museo de Auschwitz. ¿Cómo interpretan los profesionales de la conservación los detalles personales de objetos tan valiosos y únicos? En el museo realizaremos una serie de análisis exhaustivos dentro de un moderno laboratorio. 

Los relatos infantiles escritos en el campo son principalmente obra de padres que añoraban a sus hijos. Los cuentos de hadas eran ilegales, por lo que los prisioneros arriesgaban su vida tratando de hacer sonreír a los niños, aunque solo fuera por un momento.

La puerta de la cámara de gas es la única que se conserva. Se halló en 1945 en las ruinas del crematorio. Seremos el primer equipo de televisión que entre en el lugar y muestre el suelo original en el que millones de personas fueron gaseadas. La puerta se preserva dentro de una vitrina sellada al vacío desde 2012. 

El álbum de Karl Höcker fue encontrado años después y se llevó al Museo de Auschwitz-Birkenau. En sus fotos vemos a sonrientes miembros de las SS relajándose después del trabajo. Solahütte y la Cantina eran lugares que visitaban regularmente. Allí los prisioneros hacían representaciones, conciertos y combates de boxeo. 

El termo agrietado con las notas de un recluso del Sonderkommando en su interior fue hallado en el campo de Birkenau. ¿Qué dice el escrito? Para leerlo se necesita una tecnología avanzada y precisión extrema. Por ello se fabricó una cámara especial cuyo funcionamiento mostraremos. 

Una matrícula de las SS posibilitó la osada fuga de Kazimierz Piechowski, prisionero número 918. Después de dos años en el campo, él y otros tres reclusos irrumpieron en un almacén de uniformes y armas, robaron un coche Steyr 220 de las SS y cruzaron el puesto de control del campo.

Episodio 2 – lunes, 23 de enero, a las 23:10h

Conoceremos la historia que esconde un mechón de cabello, la puerta con el lema «Arbeit macht frei», una mesa de autopsias, un álbum de fotos, una rampa, una foto de bodas y unos guantes de boxeo.

«La de los mechones de los amantes es una historia de amor y esperanza. A Edek y Mala los ayudó a escapar un amigo, quien, antes de que la pareja fuera ejecutada, guardó unos mechones de pelo envueltos en un pañuelo. Años después de la liberación de los prisioneros del campo, Wieslaw Kielar los donó al Museo de Auschwitz-Birkenau.

La puerta con el lema «Arbeit macht frei» es uno de los símbolos de Auschwitz y de la destrucción. Ha podido conservarse en su estado original a pesar de muchos momentos trágicos. Contaremos cómo se erigió y qué significado hay detrás de la frase. En 2009 fue robada y cortada en tres partes. 

La mesa de autopsias se encuentra en el bloque 10, que está cerrado a los visitantes. ¿Quién la utilizó y para qué? ¿Cómo eran los instrumentos pseudomédicos de los torturadores?

El álbum de Lili Jacob, también llamado álbum de Auschwitz, fue hallado tras la liberación en Mittelbau-Dora. En las fotos reconoció a sus familiares y a ella misma durante uno de los mayores traslados de judíos húngaros a Auschwitz el 26 de mayo de 1944. En 1980, Lili Jacob donó el álbum al Museo Yad Vashem de Jerusalén.

La rampa, que a partir de mayo de 1944 transportó a una cantidad récord de judíos húngaros, fue diseñada durante años por el mando de las SS. ¿Cómo era esta plataforma y por qué la anterior -alte judenrampe- fue insuficiente? Escucharemos a dos especialistas que estudian desde hace varios años los documentos más recientes, que se hallan en Moscú.

La foto de la boda entre el prisionero Rudolf Friemel y su amada Margarita Ferrer representa el único casamiento en la historia del campo de Auschwitz, que se celebró en el registro civil el 18 de marzo de 1944. Se conserva un documento que confirma el hecho.

Los guantes de boxeo son una pieza única del famoso púgil Teddy Pietrzykowski. Con ellos libró muchos combates y noqueó a un hombre de las SS.

Episodio 3 – lunes, 30 de enero, a las 22:00h

Entre otros, descubrimos los secretos que hay detrás de un cuaderno de bocetos, de unos objetos robados, la historia de la Casita Blanca, de la horca de Höss y los retratos de Dina Gottlieb.

El cuaderno de bocetos se ha convertido en una de las pruebas más determinantes e indiscutibles del Holocausto. Fue hallado en 1947 en el campo de Birkenau por un antiguo prisionero. Se desconoce el autor del cuaderno, pero se cree que, por las escenas representadas del funcionamiento del campo, podría datar de 1943. Los dibujos son muy precisos: se pueden ver incluso los números de los uniformes de las SS.

Los objetos robados suelen ser devueltos al Museo de Auschwitz-Birkenau después de muchos años. Con frecuencia los paquetes contienen cartas de disculpa por el robo de un objeto de uno de los mayores cementerios del mundo. Entre las piezas hay cubertería de la antigua sección Canadá, un trozo de vía férrea de una rampa, alambre de espino y mucho más.

La Casita Blanca, situada en las afueras del campo de Birkenau, se identifica inequívocamente con los inicios del exterminio de judíos en Auschwitz. Los alemanes convirtieron esta vivienda particular en una cámara de gas. Fue enlucida y pintada de blanco, de ahí su nombre en el dialecto del campo. Hasta mil personas pudieron ser asesinadas allí de una vez.

La horca de Höss. Rudolf Höss fue condenado a muerte en 1947. La horca estaba situada entre la comandancia y su casa. El enorme sillón en el que Höss tomaba muchas decisiones cruciales sobre la continua expansión del campo de exterminio sigue intacto hoy en día. Después del trabajo, solía descansar en su villa, situada justo detrás de las alambradas del campo, y el jardín, cuidado por el criminal, florece cada año. 

Los retratos de Roma los pintó la prisionera Dina Gottlieb por orden del doctor Joseph Mengele. Se conservan siete de ellos, un testimonio esencial e insólito de los gitanos asesinados en los campos.

El retrato doble está relacionado con la extraordinaria historia del hombre que entró voluntariamente en Auschwitz para contárselo al mundo. Fue realizado justo después de la huida de Witold Pilecki en el verano de 1943 en Nowy Wisnicz, y aparece el propio Pilecki y Tomasz Serafinski, un prisionero de Auschwitz cuya identidad fue asumida también por Pilecki. Actualmente se conserva en el Museo de Auschwitz-Birkenau.

Episodio 4 – lunes, 30 de enero, a las 23:10h

Conoceremos la historia del Zyklon-B, la del zapato y la maleta de Amos Steinberg, los secretos de la sauna, del contenido del bilderbuch y mostramos las valientes fotos de Alex Herrera.

Latas de Zyklon-B El Zyklon-B mató a más de un millón de personas en las cámaras de gas. Rudolf Höss comenzó a utilizar esta sustancia en 1941, pero antes era un simple y asequible insecticida para prevenir epidemias entre los prisioneros. Hemos documentado la existencia de residuos de Zyklon-B en el yeso de las paredes de las salas destinadas a la lavandería.   

El zapato y la maleta pequeños pertenecían a un niño de cuatro años, Amos Steinberg, que llegó con sus padres al campo de Birkenau en 1942. El zapato, firmado con nombre y apellidos, se encontró durante la exposición de trabajos de conservación de calzado infantil. También había un número de envío que podría estar relacionado con la maleta y que fue descubierto gracias a la última tecnología de cámaras multiespectrales desarrollada por el profesor Tomasz Lojewski.

La sauna se construyó a finales de 1943 y era el lugar de registro de los prisioneros, principalmente judíos de toda Europa. A los reclusos se les asignaban números y se les entregaba ropa. Aquí se les realizaban baños de desinfección y se les afeitaba el pelo de todo el cuerpo.

Los distintivos para algunos son sinónimo de libertad, pero no en la compañía penal. Así se denominaba al lugar donde se enviaba a los prisioneros que cometían delitos en el campo. Allí estaban aislados del resto de presos y realizaban el trabajo físico más extenuante, y casi siempre a la carrera. August Kowalczyk fue uno de los pocos que consiguió escapar de este recinto de castigo. Después de la guerra interpretó a miembros de las SS en películas con los mismos distintivos en el cuello. Mostraremos extractos de estos filmes.   

El bilderbuch es el manual de instrucciones de las SS, es decir, el código de conducta de las SS hacia los prisioneros. Estos creaban murales por encargo de los nazis que mostraban los comportamientos recomendados y los prohibidos.

Las fotos del Sonderkommando fueron tomadas por un hombre valiente: Alex Herrera. ¿Cómo consiguió una cámara y qué muestran las instantáneas? Los Sonderkommando, unas unidades especiales que desempeñaban trabajos forzados en los crematorios, tenían un plan: organizar una rebelión. Contaremos con la participación de historiadores que han tenido acceso a documentos excepcionales.»

Episodio 5 – lunes, 6 de febrero, a las 22:00h

En este episodio entramos en las cocinas del campo, descubrimos la historia de una caja de tabaco, visitamos el crematorio V, analizamos la maqueta del campo y descubrimos la historia de su orquesta.

En las cocinas del campo principal de Auschwitz se encontraron hervidores de agua para sopa. Las cocinas y los utensilios revelan la hambruna que padecieron los prisioneros.

La caja de tabaco rapé fue fabricada con la madera de un árbol del campo por Bronislaw Czech. Este era un talentoso saltador de esquí y artista. Gracias a ello se alojó en un bloque para artistas. Le regaló la tabaquera a un amigo. Resulta que este modesto objeto salvó la vida de una persona durante la famosa batalla de Montecassino. Contaremos la historia. 

El horno del crematorio V aún se conserva. Ni siquiera la explosión de todo el crematorio pudo destruirlo. Estaba en el mismo lugar donde se encontró la puerta de la cámara de gas.

En el campo de Auschwitz todavía se pueden encontrar rastros de vida. La arqueología es un elemento inseparable de la investigación en curso en el Museo de Auschwitz-Birkenau. Cada pieza recién descubierta es objeto de estudio y conservación. ¿Qué se puede aprender de las nuevas excavaciones?

La maqueta del campo la construyeron los prisioneros por encargo de las SS. Con los planos y los modelos a escala queremos ilustrar la espantosa eficacia y la locura que habría supuesto la ampliación si los alemanes no hubieran perdido la guerra. 

El totenbuch es un documento que se conserva en el Archivo del Museo de Auschwitz-Birkenau. Es un registro de prisioneros de guerra soviéticos fallecidos. En cinco meses, aproximadamente 9.000 presos fueron asesinados. Las muertes se contabilizaban regularmente, cada cinco o diez minutos.

La orquesta del campo se creó para tocar música para los prisioneros mientras trabajaban. Daban la bienvenida y despedían a los reclusos en la puerta de Arbeit Macht Frei con una melodía. Se han llevado a cabo nuevos análisis del ADN hallado en la batuta: en ella había rastros de sangre.

La entrada Canal HISTORIA desvela las historias personales que esconde el mayor campo de exterminio del mundo en ‘Auschwitz en 33 objetos’ aparece primero en AMC Networks.